Luis Alberto Carballo: "En Carnaval hay mucho que está hecho para la tribuna"

Uruguay 08 de junio de 2020 Por InfoShow Uruguay
El conductor participó del ciclo A Distancia de El País y habló sobre carnaval, política y televisión.
5ed812f9c6561

Si Luis Alberto Carballo ya es auténtico, filoso y descontracturado cuando está al aire cada tarde en Algo Contigo, más lo es desde la informalidad de una transmisión en vivo por Instagram. El conductor participó del ciclo A Distancia de El País que se realiza a través de esta vía y se animó a hablar sin filtro sobre sus días de pandemia, política y carnaval. “Muchos se van a enojar con lo que voy a decir”, advierte antes de criticar algunos conjuntos.

Luis Alberto Carballo atiende la llamada de El País desde la oficina de producción de Únicos, uno de sus programas de Canal 4. Su rutina laboral no cambió desde la llegada del coronavirus a Uruguay. Además del flamante ciclo de homenajes, asiste todos los días a su trabajo para llevar adelante Algo Contigo como hace más de nueve años.

La vida puertas adentro de su hogar sí cambió con la pandemia. Allí lo esperan su pareja Rosina Benenati y su hijo Facundo, de 3 años. Ellos casi no salen de la casa desde que se declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo. “Mi hijo se levanta todos los días y me pregunta ‘¿ya se fue el coronavirus?’ Extraña a sus amigos”, revela el conductor y papá.

Carballo cuida sus palabras a la hora de evaluar la acción del gobierno en la lucha contra el virus. “No quiero ser uno de los tres millones de presidentes”, bromea. Pero subraya que se siente “confiado y seguro” con la administración liderada por el presidente Luis Lacalle Pou.

Semanas atrás, una nota en Algo Contigo alcanzó una repercusión impensada por la forma de la que el entrevistado embistió contra el gobierno. El músico Gerardo Nieto señaló que las medidas tomadas “no son correctas”, criticó la reapertura de escuelas rurales, exigió cuarentena obligatoria, “subsidios para todos” y “destinar un poco más del PBI como se hace en otros países”. Automáticamente el nombre del intérprete de Polvo de Estrellas se volvió tendencia en Twitter y muchos comentarios apuntaron también a Carballo.

“Yo no estoy de acuerdo con Gerardo Nieto, pero es su opinión y la respeto”, sostiene el conductor, que asegura haber sido muy criticado por no contradecir a su entrevistado. “Cuando yo hago una entrevista no tengo por qué debatir, mi programa no se trata de eso. Repregunto cuando algo no queda claro”, explica.

No obstante, cuando se le pregunta no vacila en definir como “una locura que el Estado diga ‘quédense los tres millones y medio en casa y nosotros bancamos todo’”.

Esta opinión a favor de la línea mantenida por el oficialismo no es la primera que vierte Carballo este año. Al comienzo de la administración fue más contundente al criticar el caceroleo contra Lacalle Pou a pocos días de la asunción. Lo definió en su programa como “una burrada tremenda”: “No es momento de estar poniendo palos en la rueda, sino de estar tirando todos para adelante”, explica al ratificar aquel concepto.

Si bien Carballo se define como un comunicador que dice lo que piensa, admite que en carnaval se ha reservado las opiniones políticas. Recuerda que siempre ha participado en conjuntos que no estaban politizados o en los que la política no era un tema de conversación, “excepto uno, Araca la Cana”. “Pero esa no es una murga que te pregunte a quién votás”, destaca.

¿Pero él coincide ideológica y políticamente con el carnaval, ese rubro en el que sentó las bases para su carrera artística? La respuesta es categórica: “No”.

El parodista puntualiza que “en los tiempos que corren hay mucha cosa para la tribuna”: “Si uno se pone frente a la hinchada de Peñarol e insulta a Nacional lo van a aplaudir. Y al revés también. Eso pasa en Carnaval”, ejemplifica.

En particular, es consultado por las letras de Agarrate Catalina y Metele que son Pasteles, premiadas en las menciones especiales un mes atrás. En los segmentos más polémicos (y celebrados) de sus espectáculos, la primera murga cantaba “ay que duro está Lacalle” con alusiones al consumo de cocaína, mientras que la segunda llamaba a “ir a la plaza para dar batalla” y advertía “no tendrás suerte ni un poquito porque no hay que dejar que sea un país solo pa ricos”.

“¿Eso último es un cuplé?”, se pregunta Carballo. “Se va a enojar mucha gente, pero esas cosas fueron muy 'tribuneras'. No me gustaron. Esa arenga de ‘vamos a la plaza, para estar a la talla’. ¿A la talla de qué? No sé si en alguna parte de la canción decía ‘por las dudas de que pase esto’. Es raro que haya sido elegido mejor cuplé. Me pareció que dijeron ‘vamos a entrar por acá que sabemos que nos van a aplaudir’”, concluye picante en el diálogo online.

Fuente : El País 



Te puede interesar