Johnny Depp "no es y nunca ha sido un maltratador de esposas", dice su defensa.

FAMOSOS 11 de julio de 2020 Por Cristian Velazquez
El actor y su expareja, la actriz Amber Heard, comenzaron un proceso judicial tras años de polémicas

El actor Johnny Depp “no es y nunca ha sido un maltratador de esposas”, sostuvo ayer su defensa en una audiencia judicial celebrada en Londres, donde el actor puso una demanda por “libelo” contra el periódico británico The Sun. El intérprete, de 57 años, y su exmujer, la también actriz Amber Heard, de 34, se personaron en la vista celebrada en el Tribunal Superior para el arranque de un proceso judicial que previsiblemente durará tres semanas, en el que Depp asegura que busca “limpiar su reputación”.

La querella interpuesta por la estrella de Hollywood contra el grupo News Group Newspaper, propietaria del periódico sensacionalista, y contra su director ejecutivo Dan Wootton, se debe a un artículo en el que la publicación acusaba al actor de “maltratador de esposas”.

En una nota de apertura leída este martes por el abogado de Depp, David Sherborne, se remarcó que el caso de libelo (escrito en el que se calumnia a alguien) no es para su cliente “una cuestión de dinero”, sino de “justicia”.

El letrado argumentó que, en cambio, Heard, la exesposa del actor, “se inventó historias de violencia grave”, cuando en realidad fue ella la “agresora” de la relación.

El artículo divulgado por el periódico aludía a las acusaciones de Heard sobre Depp, incidiendo en que el actor fue violento con ella durante su matrimonio, algo que él niega categóricamente.

“No será ninguna sorpresa escuchar que este no es un caso de dinero, se trata de justicia. Johnny Depp lo ha dejado claro en varias audiencias. Ha venido aquí para limpiar su reputación”, subrayó el letrado.

PALABRA DE DEPP
Confesiones en primera instancia
En la primera jornada de ayer de comparecencia ante la justicia, Johnny Depp se sentó en el banquillo -Amber Heard lo hará más adelante- y definió a su ex como una sociópata, narcisista y “deshonesta emocionalmente”.

El protagonista de la saga Piratas del Caribe recordó cuando Heard le cortó un pulgar y la vez que encontró excremento en su cama, y manifestó: “No fue hasta mucho después que entendí que tenía una agenda, es decir, casarse conmigo para progresar en su propia carrera y / o beneficiarse económicamente, y supo cómo llevarla a cabo”.
Sherborne enumeró en su nota las acusaciones de violencia de género que centran el caso y aclara que su cliente “no atacó a Amberd Heard en esas ocasiones ni en ninguna”. “Heard se inventó esas historias de violencia grave. Él no es y nunca ha sido un maltratador de esposas. De hecho, sostiene que fue Heard quien comenzó las peleas físicas, quien le dio puñetazos o lo golpeó (y hubo poco que pudiera realmente hacer él para frenar esto); ella fue la agresora, no él”, indicó el abogado. Agregó que las evidencias respaldan esta versión, “como comprobará este tribunal”.

El artículo escrito por Wootton “repetía las acusaciones de Heard, refiriéndose a lo que describía como ‘evidencia abrumadora’ a favor de la actriz, en un intento obvio por confirmar categóricamente en la mente de los lectores, de los millones de lectores, que esas terribles y graves acusaciones de criminalidad eran ciertas”.

El letrado apunta que la “naturaleza llamativamente opuesta de las evidencias aportadas por Depp y Heard es una de las características de este caso, y el tribunal deberá resolver sus testimonios contradictorios. No hay espacio para un punto medio”. En este sentido, “un lado está mintiendo abiertamente, y hasta un extremo extraordinario”.

5f04f6031da91
“O bien Johnny Depp es culpable de ser un maltratador de esposas por haber agredido a su exmujer en varias ocasiones, ocasionando las lesiones más horribles, o ha sido acusado de manera muy grave y equivocada”, concluyó el abogado. Y esto recién empieza.

Fuente: TVShow